Atlético - Murcia: Perdida de conexión

Muchos nos perdimos el gol de Agüero, por no decidirnos a viajar a la nueva condomina, por no poder ver el partido en la peña al no retransmitirlo D+ y no saber que lo hacia LaSexta en riguroso encubierto, y los que sí lo sabían por los maravillosos anuncios de la misma.

De cualquier modo, un gol tempranero de Agüero nos hacia presagiar que por fín nos estrenaríamos con una victoria liguera. Pero nos equivocábamos.

Porque desde el gol el Glorioso Club Atlético de Madrid se desconecto del partido, las bandas dejaron de funcionar, Forlan pensaba en cuando volver de sus vacaciones de verano, y Pernía... Pernía es el lastre que mas pesa en este inicio de temporada. Un merecido descanso, y alivio de la aficion, debía haber tenido tras su brillante partido con la seleccion española, pero no. Aguirre se empeña en recuperar al lateral hispanoargentino y el lateral hispanoargentino se empeña en demostrar que le pesa la camiseta, el balón, las piernas, y el rival al que tiene que marcar.

A diez minutos del final de tanto ir el cántaro a la fuente al final, se llena. Era algo irremediable, un continuo asedio a un extraordinariamente eficaz Leo Franco acabo con un roto a Pernia y un gol de Gallardo.

Al margen de los errores individuales, del tedio y la desgana colectiva, hay un claro problema de dirección sentando en el banquillo. El Sr Aguirre es incapaz de cambiar el ritmo del partido cuando este lo exige, los tres cambios parecían remplazos para dar minutos a los jugadores en un partido amistoso que necesidades del juego.

3 jornadas, 9 puntos disputados, 2 puntos. No soy amante de las estadísticas ni sabría decir desde cuando no teníamos un arranque peor pero con la inversión veraniega la actual situación es bochornosa.

- Azote.

3 comentarios:

c.ramone dijo...

hemos tocado fondo?

c.ramone dijo...

Murcia Güele mal!

fernando dijo...

Peor arranque liguero desde la temporada 94/95. Una vez más, AGuirre muy torpe y otro gol encajado por la banda que "supuestamente" defiende Pernía.

un abrazo